Formas de elaborar un currículum cuando no se tiene ninguna experiencia

PIN

¿Cómo se redacta un currículum sin experiencia? Con la ayuda de la Academia TEBA aquí hay cuatro tácticas sencillas para empezar a encontrar una experiencia valiosa, conectar con mentores y conseguir un empleo antes de la graduación.

“¿Cómo voy a conseguir un trabajo si no tengo experiencia?” La experiencia es como la respuesta a un frustrante acertijo. Todos los trabajos quieren que ya la tengas: necesitas experiencia para entrar, pero como no tienes experiencia, parece que no hay manera de que la consigas en primer lugar.

Por suerte, hay formas de conseguir experiencia laboral cuando no la tienes, así como algunas soluciones que te ayudarán a poner el pie en la puerta. Si eres un estudiante que escribe un currículum sin experiencia, empieza a hacer estas cuatro cosas AHORA. Antes de que te des cuenta, tendrás un contenido interesante que incluir y los contactos necesarios para enviarlo.

1. Voluntario

Echa un vistazo al sindicato de estudiantes de tu escuela o incluso acércate a tus profesores, nunca se sabe qué tipo de oportunidades puedes encontrar. Los empleadores quieren ver que te comprometes con otras cosas además de ir a clase. Si te tomas en serio la posibilidad de desarrollar una carrera en un sector determinado, debes buscar los eventos que se celebren en ese sector. Acércate para ver si puedes ayudar de alguna manera. Podrás asistir gratuitamente a un evento caro y también conocerás a gente de tu sector, al tiempo que obtienes algo que añadir a tu currículum. Los empleadores quieren ver que te comprometes con otras cosas además de ir a clase. Demuestra dedicación, además de grandes habilidades de gestión del tiempo.

2. Citas con el café

Ya has oído que no se trata de lo que conoces, sino de a quién conoces. Empezar a establecer una red de contactos en tu sector desde el principio es importante. Existe la idea errónea entre los estudiantes de que si no tienes un amigo de la familia en la industria, no tienes suerte en este departamento, pero la verdad es que no es así.

Esta es una oportunidad para aprovechar su cerebro y hacerles las preguntas que tengas sobre tu industria o su trabajo. Muchos profesionales están dispuestos a salir a tomar un café (cuando es seguro) con jóvenes profesionales y estudiantes. Esta es una oportunidad para aprender de ellos y hacerles preguntas sobre su sector o su trabajo. Construye una relación que podría ser potencialmente beneficiosa a largo plazo.

3. Redes sociales

Deja de utilizar las redes sociales para publicar esa foto tuya y de tus amigos en la que sales “tan guapo” y empieza a utilizarlas para ayudarte a salir adelante y hacer contactos que puedan llevarte al trabajo. En primer lugar, tómate un tiempo para hacer un barrido de las redes sociales y asegúrate de que no hay nada en ellas que no quieras que vea un empleador.

Conéctate con ellos y envíales un mensaje personal sobre por qué quieres conectar con ellos. A continuación, actualiza tu perfil de LinkedIn para que sea un fiel reflejo de ti y empieza a utilizar la barra de búsqueda. Busca personas en tu ciudad y dentro de tu sector. Conéctate con ellos y envíales un mensaje personal sobre por qué quieres conectar con ellos. Una vez que conectes, invítales a un café o a una entrevista informativa.

Encontrar a personas influyentes de tu sector en las redes sociales, y luego seguirlas e interactuar con ellas es una forma mucho más informal de establecer relaciones. Sin embargo, es una gran manera de que los posibles mentores y empleadores vean lo apasionado que eres por tu industria.

4. Involucrarse

Puede que no tengas la motivación necesaria para involucrarte en el campus. Sobre todo si ya tienes un círculo de amigos. Pero se trata de algo más que de hacer un nuevo amigo. Considera la posibilidad de unirte a clubes, presentarte como candidato a tu gobierno estudiantil, convertirte en asistente de profesor o tutor, o incluso asistir a diferentes eventos del campus.

Probablemente estés pensando: “¿Pero no basta con ir a la escuela?”, y la respuesta es no. Esta puede ser una gran manera de salir de tu círculo habitual, conocer gente nueva y adquirir una valiosa experiencia que puedes añadir a tu currículum.

Probablemente estés pensando: “¿Pero no es suficiente ir a la escuela?” y la respuesta es no. Puedes elegir posponer la creación de tu currículum y tu red de contactos hasta el día en que cruces ese escenario, pero ¿cómo vas a competir con todos los estudiantes que han pasado esos cuatro años haciendo algo más?